Básquet

Las casualidades no existen. Por eso cuando Pablo Bautista fue a Comunidad Rural para dar charlas sobre salud, fue una cuestión de destino. Se encontró con un espacio ideal para realizar un sueño: armar un equipo y una escuela de básquet.

La tarea fue ardua y llevó su tiempo. Se comenzó con nada, literalmente nada, y se fue armando el equipo y la infraestructura de a poco. Pablo Bautista tomó la iniciativa, junto a Tomas Rimoldi y Mariano Ferreira a principios de 2011, se presentó a la Comisión Directiva, un proyecto a largo plazo para devolver el básquet al club, para siempre. Y así, comenzaron lospreparativos. Lo primero fue armar el equipo.

Al comienzo solo eran cuatro, así que había que completarlo. Faltaban jugadores, pelotas, aros equipamiento pero sobraban ganas. Los amigos se impusieron una meta y con un empuje iusitado se logró. Al cabo de unas semanas había equipo. Amigos, conocidos, allegados, apasionados por el básquet comenzaron a juntarse en el polideportivo de Comunidad a entrenar, sin entrenador, valga la paradoja. Y formaron un equipo que pasó a ser un grupo de amigos. La idea era que, para tener básquet en el polideportivo habí que tener primero un equipo que hiciera las veces de iniciador de la actividad y motivador para que los chicos se animaran a sumarse. Arduo fue el camino a recorrer y dar los pasos para poder conformarlo y jugar un torneo.

Así los integrantes se foguearon cumpliendo con los requisitos para poder participar del campeonato local de básquetbol según las exigencias de la Asociación Platense de Básquet, incluídas todas las categorías formativas, pero sin bajar los brazos. Además lo que puso en juego también fue la idea de que de la mano del básquet llegarían otras actividades. Pablo quería ver el club lleno de chicos, sabiendo que es un objetivo que lleva su tiempo pero que con perseverancia se puede lograr, ya que la gran infraestructura del club así lo permite. Con los nervios lógicos que implican la puesta en marcha de un proyecto de estas características, el mes de Abril trajo la inauguración del emprendiemiento en Comunidad Rural y así, "La Comu" tiene su equipo.

La Comisión Directiva apoyando al 100%, es el broche de oro de este proceso que ya está comenzando a pisar fuerte. Lo que demuestra que las manos unidas representadas en el logo de Comunidad Rural no son sólo un logro, sino una realidad. Y la escuela empezó Con esfuerzo y dedicación, en Comunidad Rural se dio comienzo a la Escuela de Básquet Formativo. Esta cuenta con las categorías: escuelita, premini y mini. Y un entrenador dispuesto a emprender la tarea, sabiendo que es el que la inicia, y no es poco: Néstor Giantomasi. Pablo Bautista es el encargado de la actividad, el ideólogo e integrante del equipo de mayores. Destaca que en esta etapa donde los niños comienzan a interesarse por el deporte, es fundamental el bienestar físico y psíquico.

En primera instancia se tiene como objetivo la diversión sumando a esto hábitos de disciplina, esfuerzo y cooperación. Crear conciencia en los chicos acerca de la importancia del trabajo en equipo, de forma integrada, y con una correcta enseñanza de fundamentos. Trabajar, sumar ideas, caminar juntos, aunar esfuerzos. El proyecto básquet demostró, una vez más que "La Comu" va para adelante.